Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

*El proyecto de acuerdo, respaldado transversalmente por senadores y senadoras, también plantea la necesidad de revisar el reglamento que permite el funcionamiento de los ELEAM

            El senador David Sandoval, solicitó al Gobierno la elaboración de un catastro actualizado de aquellas residencias de personas mayores, tanto formales e informales que se encuentran funcionando en el país, lo cual fue respaldado transversalmente por la Cámara Alta.

            Lo anterior fue fundamentado a través de un proyecto de acuerdo del parlamentario, apoyado transversalmente por senadores y senadoras de todas las bancadas, en el cual también solicita ejecutar un programa de normalización de residencias informales de personas mayores, solo en aquellos casos que no cumplan con la normativa vigente en aspectos mínimos que puedan ser factible y prontamente corregidos, “y que les permita adecuarse a la legislación nacional vigente”.

            Para el legislador esto es relevante, ya que la institucionalización de las personas mayores solo es la punta del iceberg que no da solución a una gran problemática social a nivel nacional, pues son miles de adultos mayores que se encuentran en la absoluta indefensión, ya sea en sus propios domicilios como en establecimientos o casas de acogida clandestinas, que no poseen las condiciones mínimas de salubridad ni infraestructura que permita su adecuada atención, poniendo en riesgo su integridad física y mental. “Esto se manifiesta en la multiplicidad de situaciones conocidas a lo largo del país que cada año revelan casos de maltrato, abuso y vulneración de derechos de adultos mayores que habitan irregularmente establecimientos que incumplen las normas exigidas tanto por el ordenamiento jurídico interno como internacional”, precisó.

En esa línea, también pidió expresamente revisar el Decreto 14 del año 2010, que establece el Reglamento de Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM) y determinar si se adecua a los estándares mínimos nacionales e internacionales para albergar a personas mayores. “Públicamente se han dado a conocer situaciones que hacen cuestionar si las residencias a lo largo del país cumplen con los estándares mínimos para albergar a las personas mayores o si los requisitos exigidos por el Decreto 14 del año 2010 que establece el Reglamento de Establecimientos de Larga Estadía son idóneos a objeto de evitar lamentables casos como el ocurrido (hace algunos días atrás) en la comuna de San Felipe, en donde un incendio dejó a seis personas mayores fallecidas”, recalcó. 

Por todo esto, es que se consideró de la mayor importancia el hacerse cargo de esta problemática de las residencias informales, en donde actualmente existen muchas personas mayores con la imposibilidad de ser identificadas y tratadas oportunamente. “Es así que el presente proyecto, viene a solicitar se lleve a cabo un catastro y a la vez un programa de regularización en aquellos aspectos normativos que puedan ser factiblemente revisados, a fin de crear las mejores condiciones para enfrentar la pandemia y en general las condiciones de dignidad humana en que se ven insertas las personas mayores en nuestro país”, subrayó.

Cabe señalar que el Servicio Nacional de Adulto Mayor (Senama) actualmente cuenta con 12 Establecimientos de Larga Estadía (ELEAM) en funcionamiento a lo largo del país, que son administrados por municipios o fundaciones sin fines de lucro. Actualmente en nuestro país hay aproximadamente 630 adultos mayores institucionalizados en los ELEAM reconocidos formalmente.

Finalmente, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) se proyecta que el envejecimiento en Chile continuará acelerado y acentuado, ya que mientras en 1992 la población de 65 años o más la constituían alrededor de 860 mil personas, para el año 2050 está será de más de 5 millones, formando casi un 28% de la población nacional.

Cabe señalar que esta iniciativa también se da en momentos en que se está tramitando la Ley integral de las personas adultas mayores y de promoción del envejecimiento positivo, la cual continúa con su análisis en la comisión del Adulto Mayor en el Senado.