Loading...
21 de Mayo N° 797, Coyhaique + 56 67 2211019 dsandoval@senado.cl

*El parlamentario señaló que las autoridades vinculadas al ámbito pesquero “deberían estar impulsando acciones para generar un cambio sustantivo en el aprovechamiento de los recursos de la región”

            Luego de que pescadores de la región de Aysén votaran a favor de las zonas contiguas con Los Lagos, lo que permitirá que trabajadores del mar de ambas regiones accedan a recursos bentónicos de almejas, luga roja y erizo, el senador David Sandoval lamentó la decisión adoptada en los últimos días.

Lo anterior fue expuesto por el parlamentario en su habitual programa radial de los fines de semana, señalando que el tema de las zonas contiguas va a terminar cuando la región de Aysén desarrolle todas sus capacidades productivas para aprovechar los recursos regionales. “No es lógico que nosotros tengamos que abrirle las fronteras a pescadores artesanales de la décima región, que prácticamente han sobrexplotado sus recursos”, cuestionó.

“Yo tampoco lo entiendo”, señaló el legislador al referirse al resultado de la votación, recordando que la instancia fue aprobada por un voto de diferencia (70 a 69).

En ese sentido, Sandoval señaló que ya pasados más de veinte años de esta situación, ésta debe ser resuelta. “La región de Aysén tiene que desarrollar todas sus capacidades y terminar con este proceso, hacer una cosa distinta y ordenada, ver cómo se maneja en lo sucesivo. Esto ya no resiste más vuelta”, recalcó.

Por lo mismo, dijo lamentar “que las autoridades en vez de que estén manteniendo un modelo de gestión, deberían estar impulsando acciones para revertir estos procesos, generar un cambio sustantivo en el aprovechamiento de los recursos de la región”, enfatizando que este tema se ha manejado políticamente, “porque los de la décima región presionan, amenazan con cerrar los puertos, hay presiones de todo tipo, pero aquí es un tema que no resiste más”.

Finalmente, y sobre la asignación de cuotas, el parlamentario también pidió que se aclare la situación, porque como han señalado algunos dirigentes regionales “tienen trabajo para dos meses y medio”, considerando además el ingreso de más gente desde los Lagos. “Se habla de trescientos buzos, pero con la falta de fiscalización y medios de control en el litoral, van a entrar muchos más”, concluyó.